lunes, 15 de junio de 2009

Diario de Rorschach :

Un perro muerto en la calle esta mañana. Marcas de neumático en su estómago destrozado. Esta ciudad me teme. He visto su verdadero rostro.

Las calles son arroyos y los arroyos están llenos de sangre… y cuando el alcantarillado al fin forme una costra, todas las alimañas se ahogarán.

La mugre acumulada de todo el sexo que practican y de todos los asesinatos que cometen les llegará a la altura de la cintura y todas las putas y los políticos alzarán la vista y gritarán: "¡SÁLVANOS!"...

…Y yo miraré hacia abajo y susurraré: “No”.

Todos ellos tuvieron su oportunidad. Podían haber seguido los pasos de hombres buenos como mi padre o el presidente Truman.

Hombres decentes, que creían en la honradez del trabajo diario.

En vez de eso siguieron la senda marcada por las heces de los viciosos y los comunistas sin darse cuenta, hasta que fue demasiado tarde, de que ese camino llevaba a un precipicio.

No me digas que no pudieron elegir.

Ahora todo el mundo está al borde del abismo, mira hacia abajo y contempla un infierno lleno de sangre, ahí están todos esos liberales e intelectuales y charlatanes...

y , de repente, a nadie se le ocurre nada que decir.

...

En seguida será de noche.

Debajo se encuentra esta espantosa ciudad que grita como un matadero lleno de cerdos subnormales.

Un comediante murió un viernes por la noche en esta ciudad.

Alguien sabe por qué.

Ahí abajo...

Alguien lo sabe.

El atardecer apesta a adulterio y mala conciencia.

...

Aquel viernes por la noche, un comediante murió.

Alguien lo tiró por una ventana y cuando golpeó la acera acabó con la cabeza empotrada en el estómago.

A nadie le importa.

A nadie salvo a mí.

¿Aciertan al decir que todo esto es en vano?

Pronto habrá una guerra. Millones morirán envueltos en llamas. Millones perecerán entre la enfermedad y la miseria.

¿Qué importa una muerte más frente a tanta otras?

Importa porque existe el bien y existe el mal, y el mal será castigado incluso ante el mismísimo apocalipsis seguiré actuando igual.

Pero hay tantos que merecen ser castigados...

... y tan poco tiempo por delante...

...

En el cementerio, las luces blancas están ordenadas por filas, como si fueran marcas de tiza trazadas con nitidez sobre una pizarra gigante.

Presento mis respetos discretamente, sin grandes ceremonias.

Durante 22 años ejerció como comediante, y una vez muerto, lo entierran bajo la lluvia.

¿A esto se reduce nuestra vida? A una vida llena de conflictos sin tiempo para tener amigos de modo que cuando esta se acaba, solo nuestros enemigos nos dejan rosas.

Unas vidas repletas de violencia y que acaban de forma violenta...Nosotros nunca moriremos en la cama.

No nos está permitido.

Quizás se trate de algún aspecto de nuestra personalidad, de alguna necesidad de luchar y pelear que nos convierte en lo que somos.

Aunque da igual. Hacemos lo que tenemos que hacer.

Otros entierran sus cabezas entre las tetas hinchadas de la indulgencia y la satisfacción, como unos cerditos que se retuercen bajo mamá cerdita buscando refugio... pero no hay refugio... y el futuro se nos hecha encima como un tren expreso.

Él lo entendía. Se lo tomaba como si fuera un chiste, pero lo entendía. Veía las grietas de la sociedad, veía cómo los hombrecitos enmascarados intentaban que no se hicieran más grandes...

Contempló el verdadero rostro y optó por convertirse en un reflejo, en una parodia de él.

Nadie más entendió el chiste. Por eso se encontraba tan solo.










Esto me recuerda a un chiste:

Un hombre va al médico. Le cuenta que está deprimido. Le dice que la vida le parece dura y cruel.

Dice que se siente muy solo en este mundo lleno de amenazas donde lo que nos espera es vago e incierto.

El doctor le responde: " el tratamiento es sencillo. El gran payaso Pagliacci se encuentra esta noche en la ciudad. Vaya a verlo, eso le animará".

El hombre se hecha a llorar.

Dice: " pero doctor...

... yo soy Pagliacci".

Un buen chiste.

Todo el mundo se rie.

Redoble de tambor.

Telón.


domingo, 7 de junio de 2009

beautiful

Lately I've been hard to reach
I've been too long on my own
Everyone has a private world
Where they can be alone
Are you calling me, are you trying to get through

Are you reaching out for me, and I'm reaching out for you


I think I'm starting to lose my sense of humor
Everything is so tense and gloom
Just as soon as I walk in
It's like all eyes on me
So I try to avoid any eye contact
Cause if I do that then it opens a door to conversation
Like I want that...
I'm not looking for extra attention
I just want to be just like you
Blend in with the rest of the room
Maybe just point me to the closest restroom

"Ahh you're so funny man, you should be a comedian, god damn
"
Unfortunately I am, but I just hide behind the tears of a clown
So why don't you all sit down
Listen to the tale I'm about to tell
Hell, we don't have to trade our shoes
And you don't have to walk no thousand miles

I already told you my whole life story
Not just based on my description
Cause where you see it from where you're sitting
Is probably 110% different
I guess we would have to walk a mile
In each other's shoes, at least
What size you where?
I wear tens
Let's see if you can fit your feet


In my shoes, just to see
What it's like, to be me
All be you, let's trade shoes
Just to see what I'd be like to

Feel your pain, you feel mine
Go inside each other's mind
Just to see what we find
Look at shit through each other's eyes

But don't let 'em say you ain't beautiful woah
They can all get fucked. Just stay true to you so

lunes, 20 de abril de 2009

de mí a mi mundo entero

En el mundo no existen peros, sí prisioneros, batallas y guerreros. No hay bebés pero seguimos haciendo sonar nuestro sonajero, ignorando los "¡crece ya!" de los malos consejeros, que creen que el más tonto es el relojero, aquel que posee el tiempo de Enero a Enero por saber condicionar el minutero. Espero a la fe y espero que quede lejos aquello que condeno, que el carcelero sea otro y su misión quede en completo desespero, pues superar supero, desde piedrecitas como obstáculos a icebergs de hielo.



El mundo no es el ajedrez o su tablero, no somos fichas, no somos arqueros sino la flecha que sobrevuela el agujero, lo evita y acaba en la diana lejos del cero. Creemos en papa Noel y su reno, en las nubes y el cielo, creemos en lo fallido y en lo certero, en el mensaje y el mensajero. No somos inocentes sino sinceros, miramos hacia arriba pues la huella ya yace sobre el suelo al intentar que entendierais la verdad de lo inapelablemente verdadero:


Que el soñar es un señuelo, y lo único que dice el rimadero es que:



Yo soy el mundo entero, eres mi mundo entero.

de mí a lo mismo diferente.

Cuentan Cuentacuentos que nuestro cuento contado es solo eso, un cuento que contar.
Que no somos príncipes, princesas, reyes o caperucitas, pero sin embargo nuestras historias tienen lobos feroces, dragones sin mazmorras y brujos y brujas que pervierten nuestra realidad.
Vivimos en paraísos, que no castillos, y repetimos las viñetas aunque estén por completar.
Conocemos a los malvados y su maldad,
pero les permitimos ser antagonistas con las esperanza de que el cuento cambie y los haga sapos por besar,
aún sabiendo que nuestra historia es inmune al cambiar.
Somos felices, comemos perdices, pero nuestro banquete dura menos que el FIN del final,
se nos repite para informarnos de que todo vuelve a empezar.
Perdemos el camino y nos olvidamos de las migas de pan,
pensamos ser por siempre niños del querido Nunca Jamás,
a sabiendas que aterrorizado huyó Peter Pan,
al observar los trastos que vomitaba la resaca de nuestro mar.




Dicen dichosos que nuestro dicho dicho es solo eso, un dicho que dictar.
Que no somos hombres, mujeres niños o adolescentes, y sin embargo nuestras vidas tiene correveidiles, leyendas no urbanas y mentirosos que pervierten nuestra sociedad.
Morimos aquí, olvidamos el paraíso, y repetimos los tropiezos en la roca que ya nos hizo tropezar.
Conocemos los traidores y sus traiciones sin piedad,
pero se las consentimos artos de creer en el cambio que nunca va a llegar,
aún repitiendo las 3 mejores palabras sin cesar ("las cosas cambian").
Decimos sonreír, lo enseñamos, pero la sonrisa dura tanto como la compañía al que engañar,
pues nuestra tristeza tiene ganas de brotar.
Perdemos el sentido y nos dejamos llevar,
imaginamos ser alguien aun sabiendo que el mundo no está preparado para algo superior a la verdad.




Dos puntos de lo mismo.

sábado, 28 de febrero de 2009

de mí a hace 2 años

Esto me he encontrado 2 años después de su escritura…con algunos retoques.





Anteriormente lo tuve claro,
escogí la luz ante el deslumbrar del faro
aunque a algunos le pareciera raro
yo rechazaba con descaro,
me alejé y me quede solo en el pasado,
como la bala sin disparo.

No me atraen los bigotes,
así como tampoco el carbón que parece lingote,
esas que utilizan escote
y se aferran a mancharse la cara con pote,
pintan sus ojos para otorgarles dotes
y lo hacen para otros y no para sus novios, futuros sacerdotes.

Y es que “esas caras,
de putos maniquís de zara”
solo provocan en mi boca varios “aléjate y para”,
viendo que no sois duchas sino simples mamparas.
Por eso desecho mozas típicas, no-raras,
y acabo haciendo olvidos y pensando en Adhara.

Si usas esos pantalones apretados con las típicas botas,
o los tangas con las que cosas raras notas,
eres de estas que con todos baila y se frota
o tan cerda que ya se huelen tus bragas rotas,
envidia a mis devotas
y ten claro que tarde o temprano conmigo tendrás opciones remotas.

No parece un poema para ser tocado con guitarra,
unas rimas que hablan de las que no necesitan acercarse a la barra,
de las que no precisan de noches de farra,
para afianzarse como guarras,
pues semana sí semana no a unos labios se amarran
y luego rechazan las verdades que de ellas narran.

Y es que las personas no cambian
solo varían en lo que les interesa,
durante el tiempo que profesan
y luego vuelven a sus presas,
sin tener en cuenta que no es suficiente para la persona que les piensa
pues ellos las quieren santas antes después y mientras.










Esta es la clase de práctica que practican las tías que no valen,
inútiles como máquinas... de abdominales
son las que salen arreglás pa comprar leche… vamos
pero hay un truco a esas ni las miramos